Un entrenador en el hospital para acercarnos a la robótica

Los Kits Viajeros de HispaRob han viajado hasta Murcia, a las Aulas Hospitalarias del Hospital Virgen de la Arrixaca (HCUVA). Allí, los niños hospitalizados han podido “aprender haciendo” con el material cedido por Microlog, un “entrenador de robótica” para construir un semáforo con Arduino.

En las Aulas Hospitalarias del HCUVA – Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia- hemos tenido la gran suerte de participar en la rueda impulsada por Hisparob, Mercedes Ruiz y Antonio Ruiz con los #kitviajeros de Microlog.

Se trata de un entrenador Arduino que sirve, mediante prácticas sencillas, para acercar a los alumnos y alumnas a la robótica desde la filosofía de aprender haciendo: “learning by doing” . Una metodología de aprendizaje de raíz constructivista que tanto nos gusta a muchos docentes, donde el foco está puesto en el aprendizaje en contraste con aquellas otras metodología que la mirada se centra la enseñanza: talleres/ espacios maker/ aprendizaje maker.

El acercamiento lo hace este entrenador desde unas bases sencillas en al que se aprende que todo sistema robótico debe estar formado por tres subsistemas clave relacionados: uno motriz, un conjunto de sensores y un tercer sistema de control.

¡Bienvenido entrenador!

Durante los días previos a la utilización del entrenador ya nos habíamos familiarizado con Scratch . Es curioso observar como los intereses de los chicos en esta materia son muy variados, poro algo que hemos comprobado es que la variación no se produce tanto en razón de sexo ( como siempre se ha presupuesto desde pensamiento micromachistas), sino por edades: a los alumnos más pequeños les interesa que ocurra el hecho, a los mayores, qué ha sucedido el hecho. Una cuestión de matiz según donde le pongamos el acento.

La organización escolar en las aulas hospitalarias es compleja. La situación de enfermedad del alumnado marca los modelos, los tiempos y los agrupamientos. También la infraestructura del “nuestro cole” disperso, por todas la plantas del hospital en alumnado de más de 14 años, nos obliga a un tipo de desarrollo no sólo más personalizado, sino también, a la fuerza, individualizado ( con los pros y los contras que ello conlleva).

Con los chicos adolescentes (estudiantes de ESO) trabajamos “a pie de cama”. Por ello,los maletines muestra LOG 5040P de entrenador Arduino en minikits S4A de Microlog, nos han venido muy bien para transportar y llevar lo esencial para la práctica.

Las principales dificultades las hemos tenido han venido de la instalación del software, pues aunque lo intentamos con los propios alumnos, como elemento plus de aprendizaje, los sistemas de wifi y conexiones del hospital nos causó algún problemilla.

Al final decidimos llevar los programas cargados hasta las habitaciones, con lo cual, el proceso se hizo más rápido.

Los alumnos entre 12 y 14 años han realizado la práctica de la luz intermitente. La sorpresa del montaje electrónico ha sido espectacular. Dos cuestiones les han influido: que nunca han trabajado con elementos electrónicos, y sobre todo, porque nunca se creyeron capaces de hacerlo.

Los alumnos mayores, no sólo ha comprendido y construido el semáforo. Su mente lateral, y orientados por los docentes hospitalarios , les llevo a planear y discutir cómo hacer una estrella de Navidad, partiendo de la secuencia del semáforo. Aprovechando las fechas, hemos tratado de que transfieran lo aprendido en una actividad próxima conceptualmente.

Concluyendo

Como conclusión importante nos quedamos que la robótica, la electrónica y la física tiene un más importante que transciende la simple – o compleja. mecánica de la propia técnica. Es el valor de pensar, de discutir, de argumentar y, en esencia , de unir pensamiento tecnológico, pensamiento humanista y pensamiento crítico, así como desarrollar competencias expresivas, científicas y sociales que , constituyen el verdadero valor del aprendizaje.

@EAEHD_RM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *